River Plate abrumó a Peñarol en una función de golazos, 4:2 en el Estadio Centenario - EL GRAN DT - Fernando Rodriguez Riolfo

Vaya al Contenido

Menu Principal:

River Plate abrumó a Peñarol en una función de golazos, 4:2 en el Estadio Centenario

EL LEGADO > LEANDRO RODRIGUEZ


River Plate conmovió a Peñarol en el Estadio Centenario, 4.2, cargado de golazos. Abrió el Torneo Apertura en la función soñada. Ganó con gran autoridad. Golazos de Cristian Techera, Leandro Rodríguez, Hamilton Pereira y el juvenil Diego Casas. “Japo” Rodríguez y Gonzalo Viera en los aurinegros, conmovidos.

“¡Qué bomba señores!” River Plate abrió el Torneo Apertura en una función de gala. 4:2 a Peñarol con goles y golazos. Un tiempo de película con el protagonismo de Cristian Techera, el delantero “chiquito” de estatura y enorme en sus recursos técnicos. Dueño y señor, absoluto dominador en ese tramo con todos los argumentos a favor. El equipo de Guillermo Almada –experto en armar equipos pese a la emigración constante- mandó con todas las atributos posibles. Alegría máxima de su gente en la Tribuna América, el mejor homenaje al gran “Pancho” Míguez, emblemático hincha, fallecido la pasada semana y en el recuerdo de todos los riverplatenses.

En la segunda parte, reguló y bajó la intensidad. Disfrutó la frutilla con Diego Casas, uno más de la fábrica de talentos. Goleador en las categorías juveniles y flor de gol en primera para liquidar la reacción final, a minutos del gol de Viera. Animo en alto para seguir viaje en la Copa Sudamericana.

Peñarol cayó sin atenuantes. Hubo méritos evidentes de su adversario y desajustes propios. Desajustes individuales y colectivos. Sin solidez ni equilibrio se jugó todas las fichas a la capacidad anímica. El envión de los goles no lo levantó por la producción de su rival. La roja a Píriz sumó problemas. Se llevó otro golpe, esta vez, en la primera fecha del Apertura.

DOMINIO DE LOS DARSENEROS

La superioridad de River Plate abrumó a Peñarol. No le dio respiro con juego, movilidad, rotación y alta definición. Cuarenta y cinco minutos de gala, en la mejor función. Anticipos defensivos e ingenio en el ataque. No le dio acoso ni siquiera en el gol de “Japo” Rodríguez porque en la réplica, Hamilton Pereira colocó un soberbio tiro libre cruzado que vulneró a Castillo.

Todo empezó contra el arco de la Amsterdam. Los hinchas del carbonero, multitud,  30.000 espectadores, testigos del dominio riverplatense. Circuito encendido de los volantes y delanteros temibles. El gol invalidado a Sebastián Taborda, de cabeza, por agarrón que no existió, acaso avisó de la ambición.

Cristian Techera, por izquierda, desparramó talento. Derecho para romper con todos los escollos. Abrió el telón con el golazo de derecha.

Peñarol padeció por las grietas evidentes entre sus líneas. El segundo golazo impactó y revivió el talento de los grandes de la historia. El atrevimiento y la técnica de Cristian Techera, a la izquierda, aguantó la marca de Sandoval, cayó, se levantó y metió dos enganches colosales para esquivar la marca, meter el centro directo a la cabeza de Leandro Rodríguez.

TECHERA LETAL

Frascarelli contuvo el grito de Tony Pacheco. El gol de “Japo” Rodríguez, pelota que bajó Zalayeta, en impecable zurdazo, sorprendió a todos. Sin embargo, la voraz respuesta conmovió el partido. Bajaron a Techera en la izquierda y Hamilton Pereira apuntó a la red, en tiro cruzado. 3:1 en un tiempo soñado.

Alonso movió el tablero en el entretiempo. Aguiar y Núñez adentro. Baltasar Silva a la derecha y Sandoval en la izquierda. La presencia de Aguiar aportó mayor consistencia en el medio.

Frascarelli también atajó otra pelota de riesgo en la aparición de Carlos Nüñez. La roja a Sebastián Piriz –decisión polémica de Cunha porque no hubo falta a Olaza- agravó los males de Peñarol, con diez.

Almada mandó a Janderson Pereira y salió Montelongo. Casas y Suárez, más valores de la productiva cantera.

VIERA DE CABEZA Y EL GOLAZO DE CASAS

Alonso se jugó la última con el juvenil Jonathan Rodríguez. Frascarelli sacó del ángulo un cabezazo de Zalayeta.

Gonzalo Viera de cabeza parecía revivir desde la mínima diferencia. River Plate, una vez más, lo liquidó. Diego Casas, goleador en formativas, resolvió con todas las virtudes técnicas de un grande. Zurdazo formidable, lejos de Castillo, para la alegría resonante.


Sábado 17 de agosto del 2013.
Por Pablo Montaño

FICHA DEL PARTIDO

Cancha: Estadio Centenario. Jueces: Andrés Cunha, Marcelo Costa y Daniel Castro.

PEÑAROL: Juan Castillo, Jonathan Sandoval, Damián Macaluso, Gonzalo Viera, Baltasar Silva, Marcel Novick (45′ Luis Aguiar), Sebastián Piriz, Fabián Estoyanoff (71′ Jonathan Rodríguez), Antonio Pacheco, Jorge Rodríguez (45′ Carlos Núñez), Marcelo Zalayeta. Director Técnico: Diego Alonso. Suplentes: Danilo Lerda, Emiliano Albin, Miguel Amado, Mauro Fernández.

RIVER PLATE: Damián Frascarelli, Luis Torrecilla, Cristian González, Flavio Córdoba, Lucas Olaza, Bruno Montelongo (58′ Janderson Pereira), Hamilton Pereira, Gabriel Marques, Cristian Techera, Leandro Rodríguez (76′ Rodrigo Sosa) y Sebastián Taborda (69′ Diego Casas). Director Técnico: Guillermo Almada. Suplentes: Danilo Suárez, Santiago Carrera,  Claudio Inella y Martín Alaniz.

Goles: 16′ Cristian Techera (RP), 38′ Leandro Rodríguez (RP), 43′ Jorge Rodríguez (P), 45′ Hamilton Pereira (RP), 81′ Gonzalo Viera (P), 84′ Diego Casas (RP).

Tarjeta roja: 51′ Sebastián Piriz (P).

Tarjetas amarillas: 23′ Marcel Novick  (P), 43′ Sebastián Piriz (P), 65′ Jonathan Sandoval (P), 87′ Gonzalo Viera (P).

Regreso al contenido | Regreso al menu principal